lunes, 6 de junio de 2011

Como te explico hija...

Todas somos Habiba

Imagen cortesía de Amor Maternal

Como te explico hija por quien son mis lágrimas estos días, por quien me duele tanto y tan hondo. Como te explico que hoy mi corazón, mis entrañas además de acompañarte y acunarte se vuelcan sobre otra criatura que a esta hora yace sola, sin regazo donde ampararse, sin pecho donde guarecerse y no porque su madre así lo haya decido, o porque no esté disponible, sino porque otr@s (los terribles otr@s, que son solo representante de esta sociedad patriarcal e inhóspita) así lo han decidido. Como te explico que a través de su historia se abre la herida, la mía, la personal, la de mi vida de nena sin teta desde los 21 días de nacida y sobre todo la historia común, la que anida en mis células y que me une a nuestra especie; la historia del abandono y la vida sin cuerpo materno, la existencia precaria que desde hace unos siglos como humanos compartimos con una madre frígida y mutilada. Hoy se de lo concreto de esta criatura y su madre, hoy se de ese vacío físico, de esa ausencia que provoca heridas irreparables, pero hay tantos, tantos miles de casos sin voz, casos silenciados a fuerza de creer que es lo normal, lo lógico y deseable, casos que han perdido incluso el derecho de ser llamados por su nombre y que son ahora solo estadísticas sin humanidad detrás

Como te explico hija hacia quien se dirige mi indignación y al mismo tiempo mi profunda tristeza, tristeza por l@s niñ@s que imagino que fueron aquell@s que hoy han separado a una criatura de la fuente de todo amor y placer, tristeza por pensar quienes fueron para que hoy hagan lo que hacen e indignación con l@s adult@s que hoy son y que no han hecho más que repetir la historia, alimentar el círculo de violencia y abandono.

Como te explico que aquell@s que en este caso han tenido en sus manos la posibilidad de nutrir un mundo distinto, de darle a Habiba y a su hija otra vida posible, sustentada en el amor y el vínculo que entre las dos han construido, han preferido (guiad@s seguramente desde sus vacíos, miedos y carencias) perpetuar la miseria, el dolor y la violencia. Como te explico hija que Habiba y su hija fueron tras un sueño y se encontraron con una pesadilla que dejará en ellas heridas permanentes. Como te explico que aquell@s cuya función es proteger de la violencia, la siguen imponiendo y agrandando.

Hoy me duele el pecho como cuando eras bebe y nos separábamos y mi cuerpo quedaba vacío de ti y yo sabía que tenías hambre o necesitabas de mi porque mis tetas repletas de leche así me lo manifestaban y hoy aunque tu yaces en mi regazo me duelen por el hambre devoradora (física y sobre todo emocional) que se, hoy vive una criatura sin amparo materno, una criatura arrebatada desde la prepotencia y el abuso de poder.

Hemos construido un mundo hija… un mundo capaz de despojar del amor y el amparo, capaz de separar brutalmente a una criatura del lugar donde reside su placer, su bienestar y garantía de amor... y no pretendo que cambies el mundo, ni te pongas a cuestas la carga de arreglar el desastre que hemos hecho, pero de corazón espero que cuando el destino de Habiba y su hija estén en tus manos (y lo estarán preciosa, te sorprenderá la cantidad de veces que el destino de otr@s están en nuestras manos, no en vano aunque reneguemos de ello, aunque no lo deseemos e intentemos ocultarlo somos un enorme tejido, estamos intercomunicad@s y es responsabilidad de tod@s la realidad que vivimos) espero que cuando te llegue el momento, sepas obrar guiada desde el amor y con el bienestar de la criatura y de su madre como fin último y de esa manera habrás hecho posible otro mundo.

10 comentarios:

  1. Sólo puedo decirte que comparto tu sentir. Cada vez que pienso en cómo lo tienen que estar pasando madre e hija...

    ResponderEliminar
  2. Hermoso! Emocionante! Gracias!!!

    ResponderEliminar
  3. Violeta se me caen las lágrimas, has puesto en palabras todos estos sentimientos que vivo estos días. Espero nuestras voces cambien las cosas!

    ResponderEliminar
  4. Muy hermoso viole! ojala que tus palabras viajen, asi como las de tantos que estan luchando para que HAbiba se pueda reunir nuevamente con su hija. Estamos todos dolidos e indignados, como pudimos construir este mundo??

    ResponderEliminar
  5. Que lindas palabras y que triste historia la de Habiba y la de todas las madres sin nombre que están pasando por lo mismo!!!

    ResponderEliminar
  6. Precioso....... creo que expresa lo que todas sentimos

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito Viole...me dejas sin palabras, siempre! Como explicar esas cosas eh!....

    ResponderEliminar
  8. precioso. siento lo mismo. nos une a todas nosotras la empatía con las criaturas y por las madres que están pasándolo mal.
    besitos y saludos entrañables

    ResponderEliminar
  9. lloro yo también amiga...qué mundo construimos...qué bueno tenerte cerca para amucharnos y reparar. ABRAZO SANADOR.

    ResponderEliminar
  10. Me siento tan cercana a lo que escribes... A mí tambien me deja sin voz, y me remueve vivencias remotas de abandono y sufrimiento desesperado. Pero sé que gracias a ello siento como siento y tengo tanta empatía, la que tenemos todas las madres y crías que sufrieron vivencias de desamparo y soledad. Gracias a todas las que han sabido convertirlo en un motor para actuar, para hacer su parte...
    UN abrazo cálido.
    Céline.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...