jueves, 21 de octubre de 2010

Criar para la desobediencia



¡A mis padres, eternos desobedientes!

En nombre del amor (es por tu bien), el sentido común (si todos lo hacen, si siempre se ha hecho así...) y la obediencia  (porque yo lo digo!) se comenten los peores crímenes.

Soy de la llamadas madre blandas, de esas que estamos criando un pequeño monstruo sin límites, egoísta, malcriado y anárquico! Uno que además se siente amado y contenido...pero esa es otra historia... en definitiva lo que yo estoy criando es una bomba atómica! ¿Todo por qué? Porque de corazón creo ( aunque no siempre logro practicarlo) que límites no es igual a órdenes (y por cierto para límites ya tiene bastantes con los naturales), que expresar las emociones es sano y la hipocresía enferma y sobre todo que: Estate quieta, no toques, responde cuando se te habla, calla cuando yo lo digo, no te ensucies, pórtate bien y la consabida ¡Por qué yo lo digo! son normas diseñadas para que yo como adulta no pierda mi zona de confort y ella como niña esté bajo control. Parece que dictar normas es el premio, el privilegio que hemos ganado por haber sobrevivido al autoritarismo de nuestra infancia.

Las estructuras sociales que hemos creado responden en la mayoría de casos a un orden militar; a una visión de oprimidos y opresores, de vencedores y vencidos y cada ser humano como un campo de batalla. Lo social lo manejamos desde la prohibición, el miedo, la amenaza, el control y la sumisión. Por supuesto la familia y la escuela como entes fundadores del orden social no se quedan atrás (más bien son pioneros).

Desde pequeños les decimos y les enseñamos que otros saben lo que es mejor para ellos, que aunque eso vaya en contra de sus necesidades y deseos otros pensamos por ellos mejor que ellos mismos y que el único lugar posible de habitar es la obediencia. ¿Cuántas veces al día escucho en otro, pienso y digo, reglas, normas que no están hechas para que tú (crezcas, estés contenido y protegido...) sino para que yo (no me haga cargo, no me esfuerce, no me cuestione...)?

Lo más peligroso es que nuestro niños con su infinito amor y su credibilidad en nosotros van amoldándose, perdiendo la voz de sus instinto; aprenden  a mirarse en nuestros deseos y expectativas,  en nuestros miedos y fracasos; se hacen buenos y malos chicos solo para darnos la razón, para que podamos seguir manteniendo la idea que lo que nosotros pensamos y sentimos por ellos es mucho mejor que los que ellos hacen por si mismos. Luego incluso tenemos la desfachatez de justificarnos con frases como: a mi me duele más que a ti!

Somos nosotros, como padres y maestros quienes les enseñamos el mundo en brazos de: no te pongas difícil, no me contestes, no se te ocurra desobedecerme. Somos nosotros quienes en primera instancia les enseñamos que lo más importante es que los adultos estemos contentos, cómodos, respetados en nuestros tiempos y necesidades y que ellos no son importantes ni amados sino en la medida que cumplen las normas establecidas y se manejen dentro de los límites del mundo que para ellos hemos creado. Les ponemos cosas tan absurdas como una campana para que les enseñe cuando deben salir al recreo y tener ganas de ir al baño y hambre y ganas de jugar y compartir con sus compañeros…Les enseñamos de un millón de formas distintas que para sobrevivir, ser amados y aceptados hay que ser obedientes (de adultos ya vendrá el desquite).

Es evidente que la obediencia es un lugar de comodidad y permanencia para quien la ejerce y un lugar de abandono, maltrato y mutilación para quien la vive. Pretende perpetuar un estilo de vida, una construcción del mundo que presupone y fomenta la existencia de jerarquías, de divisiones entre buenos y malos, mejores y peores. Es la obediencia la que sostiene es status quo, establece verticalidad, exclusión, competencia, polarización... todos estos sinónimos de violencia

¿Obediente ante quién? , ¿obediente para qué? me pregunto yo como responsable de este ser humano a quien hemos llamado Kyara,  porque no soy inocente y le debo a mi hija algo más que mirar para el costado. Cuando le enseño a obedecer, incluso en las pequeñas cosas , esas que supuestamente no tiene importancia le robo su felicidad, su libertad y autonomía y además, por encima de lo que crean muchos no es ante mí a quien responderá, ni a mi a quien conviene su obediencia sino a una sociedad que sigue discriminando, abandonando, maltratando, esclavizando, abusando.

Por eso, hago eco de la frase bandera la Ruta Pacífica de las mujeres de un importante movimiento colombiano "no parimos, ni forjamos hijos e hijas para la guerra" y hoy  me lanzo a decir: yo no gesté, ni parí, ni voy a amamantar y criar para la obediencia. Así de paso me aseguro que no la educo para la guerra.


34 comentarios:

  1. Que digo yo... que directamente ya puedes poner en mi facebook todo lo que escribas... me encanta todo!! Por cierto, me dí de alta en tu blog para recibir las novedades pero no me llega nada al correo ¿sabes por qué? Besos y, por supuesto, me llevo tus reflexiones al face. Sonsoles

    ResponderEliminar
  2. Es impresionante tu ultimo post. Como los rematas siempre hija!;) jajajaaa
    Esta muy bien dicho. Ole!

    ResponderEliminar
  3. EX-CE-LEN-TE!! Suscribo cada línea.
    Aunque a veces... qué difícil es no dar ordenes, qué difícil es no aceptarlos como son, con sus rebeldías, sus broncas, sus ganas de hacer cosas que nosotros no tenemos ganas!!
    Muy buen post. Comparto en FB!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias chicas!!! Cuántos ánimos!! Sonsoles creo que el te avisa de las nuevas entradas por e-mail es Wordpress...
    Qué maravilloso que es poder conversar con ustedes!!!

    ResponderEliminar
  5. Jose y Cali bienvenidos!!! qué alegría tenerlos por aqui!!! Si así es, es muy dificil a veces y no siempre con la razón alacanza, aunque a veces lo que nos salva es ser conscientes, porque por los menos nos da la oportunidad de disculparnos, de explicarles y algunas veces hasta de arrepentirnos a tiempo antes de ir más allá. Justo estuve leyendo el post de ustedes sobre el nacimiento de Joaquin http://criandoconamor.blogspot.com/search/label/El%20nacimiento%20de%20Joaqui y me sentí muy identificada en cosas de nuestra relación con Kyara, ella es la primera y por ahora la única y ha sido quien ha abierto la puerta a un montón de interrogantes y cuestionamientos, es quien ha desatado el temblor, pero todavía nos hace falta práctica, todavía, como diría mi padre, caemos de narices en lo fácil y entramos en el terreno de lo conocido. Vamos paso a paso, día a día, sabiendo eso si que quienes más tienen que aprender y sobre todo des-aprender somos nosotros!
    Gracias por su comentario!

    ResponderEliminar
  6. Bueno, a mi no me conoces, pero estoy muy sorprendida con tu post. Me encanta. Y da gusto ver que hay quien sabe plasmarlo en palabras.
    Muchos saludos y que sigas asi.

    ps. Yo tambien trato de educar para la desobediencia. Jeje.

    ResponderEliminar
  7. Si mi hija me qiere tal y como soy con mis muchííísimos defectos como no corresponderla con sus muchííísimas virtudes y sus tan poquitos herrores, ciertamente el amor sólo entiende de libertades....Salma

    ResponderEliminar
  8. "...Hoy que un hijo hiciste
    Cambia ya tu mente..."

    Hola a todos! hola Viole! Aca se me vino una cancion a la cabeza y se las dejo

    http://www.youtube.com/watch?v=4KvIM9x8kjM&feature=related

    Anita

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Amiguita!!

    Felicidades excelente entrada, me gusto mucho y me siento plenamente idéntificada, auqnue claro nos dejas reflexionando un montón... a veces cuesta tanto no decir nada, es ahí supongo yo que se cuela por nuestra garganta y nuestra voz, todo aquel legado que sembraron nuestros padres en nosotros... Tenemos una gran labor,sanar nuestra heridas para no repetir historias en nuestros pequeños... Te djeo un besote y otro más para tú bella!!

    ¡¡Seguimos en contácto!!
    Ya estas en mí blogrollok!!! Muacksss

    ResponderEliminar
  10. Añado algo que me parece valioso y complementario a la desobediencia: la crítica y la autonomía! Es que ser desobendiente por ser desobediente me sabe a punkero drogadicto pateador de traseros...

    ResponderEliminar
  11. Maike! Salma! Anita! Martha! Bienvenidas. ¡qué alegría tenerlas por aqui!!! Gracias por sus comentarios! Qué bueno que es saber que saber que somos varios insumisos!!!

    ResponderEliminar
  12. Laura! garcias por tu aporte. Igual quiero creer que la desobediencia que nace de un cuestionamiento profundo de la realidad que nos rodea y las implicaciones que ello conlleva, es una desobediecia conciente y autónoma. Desobediendcia que es sinónimo de insumisión, no de negligencia o "me cago en el mundo".

    ResponderEliminar
  13. Uff!!Cuanto por aprender...y yo aún sin hijos...planteándome si estoy preparada para ser madre,meciendome en la cobardia de lo desconocido.Envidio a todas/os por estar en el camino que yo no emprendo.

    ResponderEliminar
  14. Querida Amiga Viole:

    Soy tu amiga de la aventura desde la panza, de criar con amor entrega y desicion, de alimentar a nuestros chiquinines por conviccion, recuerdo nuestras largas charlas con la teta al aire cuando ellos la querian y ya, estaban siempre disponibles, aunque ahora no soy una lactante activa puedo decir felizmente que el vinculo de la teta y nene aun no se rompe, Sebastian cuando lo decea busca las tetas y las chupa como siempre lo hizo o simplemente mete sus manitos en mi camisa para tocarlas y esto lo hace en cualquier lugar o momento a su antojo y me siento feliz, la lactancia materna esta mas alla del liquido que les brindamos, el solo contacto es su felicidad.

    Felicidades por este blog me encanta

    TATIANA ANDREA

    ResponderEliminar
  15. Bienvenida Guacimara!!! que bueno tenerte por aqui! La verdad, que puedo decirte, si aún no eres madre y ya te estás planteando temas de crianza llevas mucho camino recorrido, la mayoría de los que somos padres nos hemos encontrado con estas preguntas y planteos con el bebé ya en brazos y aveces incluso no tan bebé...Nunca estarás 100% preparada para ser madre o 100% segura de la decisión, creo que eso no existe, existe más la certeza o la convicción y siempre andaras en el terreno de la incertidumbre, pero de corazón creo que tienes mucho camino adelantado, el solo hecho de sentir que hay cosas que descubrir, preguntarse, indagar, cuestionar ya te coloca en otra esfera!

    ResponderEliminar
  16. Amiga de panza!!! amiga del alma!! qué alegría tenerte por aqui y que buen aporte que nos haces desde tu experiencia ¡Si la teta es amor, fusión, contención y alimento para el alma! ¡que hermoso que sigan disfrutando de ese vínculo! Los extraño mucho!!!

    ResponderEliminar
  17. excelente! podria compartirlo en mi muro?

    ResponderEliminar
  18. Hola Brenda!!! Bienvenida!!! Claro que puedes compartirlo!!! es un honor para mi!! besos

    ResponderEliminar
  19. Me imagino que tu hija no irá a la escuela.

    ResponderEliminar
  20. Increible palabras de una madre, yo soy madre y aunque muchas veces me equivoque por inseguridad y por ignorancia, siempre he sabido perseguir mis instintos, esos insitintos que me permietieron darle teta hasta los 20 meses y esos instintos que permiten hoy en dia dormir con mi hija y con mi marido tan tranquilamente, y duermo profundo sabiendo que lo estoy haciendo bien, al margen de eso tengo una hija estupenda cariñosa y muy inteligente llena de amor, pero con un pronto increible que a veces me cuesta manejarlo, (solo a veces ), intento llevar mis conocimientos a todas las madres cerca de mi aunque estas madres se tapen los oidos, simplemente no quieren escuchar..................
    Pero lo bueno de esto es que yo no dejo de escuchar y hoy te hemos escuchado a ti y nos parece sencillamente maravilloso.
    mi bandera de ahora en adelante es DESOBEDIENCIA POR TU CULPA YO VOY A SER FELIZ.
    Gracias
    PAola+alejandro+ gala
    muack y un abrazo

    ResponderEliminar
  21. hola violeta, me encantan tus comentarios y todo lo que escribes pero...una pregunta, cuántos años tiene tu hija?....la llevas al colegio? la quieres llevar? ella quiere ir?...si las respuestas son que no, entonces recibiraś una carta donde te dirá que estás OBLIGADA a hacerlo y..entonces?? yo debo ser tonta pero a mi hijo que ahora tiene siete años siempre lo he criado así y ahora, que por desgracia no vivo aislada en medio de una selva sino que formamos parte de ésta sociedad tan mal estructurada si el niño no quiere ir al cole o no quiere hacer sus deberes ni estudiar qué le dices qué hasta ahora podía hacer lo que le apeteciera pero que a partir de éste momento ya nada de eso sirve, que tiene que ir y estudiar porque en éste país no llevarlo está penado con cárcel entonces?? yo pienso que la teoría es muy bonita pero luego te topas con una realidad, una realidad que no siempre es como queremos desdeluego y como madres lo que queremos es que nuestros hijos sean felices y no que los señalen por ser el diferente porque los niños sufren mucho con esas cosas... qué piensas? un beso

    ResponderEliminar
  22. Hola Belém! Bienvenida y gracias por gran tu aporte! Si es cierto, el papel todo lo aguanta y luego toca vérselas con los límites, los propios (que a mi juicio son los más difíciles de superar) y los sociales. Y también creo que la teorías aplicadas a rajatabla son terriblemente dañinas.
    Ahora, si, esta es mi apuesta, creo que cambiar la manera de criar, de vincularnos con l@s niñ@s y por ende la educación va a cambiar el mundo en le que vivimos, que no es fácil? seguro que no, pero vale la pena.

    Frente a la escolarización o no, creo que solo la familia tiene la autoridad para tomar esa decisión... la realidad es que en varios paises está penalizado, mi pregunta es que hacemos entonces? sacrificamos aquello en lo que creemos o intentamos cambiar la sociedad... no digo que sea fácil, ni siquiera pienso que tengamos que vivir librando permanentemente batallas contra el mundo entero, pero cada uno sabe cuales son aquellas cosas y decisiones en las que no está dispuesto a hacer conseciones y es ahí donde se enfoca. Tal vez incluso nuestra labor sea criar a l@s niñ@s de una manera distinta y ell@s se encargarán luego de hacer cambios y ajustes... no lo se...

    No creo que seas tonta, todo lo contrario, criar desde ese lugar y en un país donde además está penalizada la educación en casa es de valientes, porque sabes que más tarde o más temprano tendrás que vivir en conflicto, contigo misma, posiblemente con tu hijo y con la sociedad. También creo que las experiencias fundantes que le has dado a tu hijo serán mucho más fuertes y decisivas que cualquier sistema escolar. Y también seguro ya han generado entre ustedes una comunicación fuerte y honesta y el sabe de tu amor y tu respeto por él, por lo es posible llegar a negociaciones internas con el tema del colegio.

    Frente a lo ser diferente, si es un tema, porque somos una sociedad que penaliza y ridiculiza al diferente, creo que en esa medida es importante por nuestra parte genrar ambientes para ellos donde su diferencia sea valorada o donde pueda encontrase con pares tan diferentes como él. También l@s niñ@s arman sus juicios de valor en función de nuestras reacciones, con lo cuál si a nosotro@s nos pesa su diferencia o la nuestra seguro lo recibirán como algo negativo.

    Hay momentos en los que dudo todo y que siento que todo sería más fácil si sigo el caminito marcado, pero también pienso que no sería honesto ni conmigo ni con Kyara... así es un poco esto, un salto al vacío y desear que la red de atrape.

    Sobre Kyara, tiene 3 años, aún nos planteamos si educarla en casa o no y actualemnte estoy entre dos posibles paises de residencia, en uno no está penalizado y en el otro afortunadamente la opción está contemplada legalemente... me abonaron mucho terreno, soy una privilegiada.

    Me encantaría seguir charalndo contigo si lo deseas. Gracias por tu aporte, un beso

    ResponderEliminar
  23. Paola, Alejandro y Gala!! Bienvenida hermosa familia!!!!!! Qué hermosas palabras y sobre todo que maravillosa vivencia!! La maternidad puede ser la mejor aventura si como dices tú mantenemos los oídos abiertos a la voz de nuestro instinto, a la de nuestr@s hijos y a los susurros que nos trae la vida. Enhorabuena por esa hermosa nena, por su dulzura, su amor y su caracter! Besos enormes!!!

    ResponderEliminar
  24. Como siempre amiga mía, te aprendo, te admiro, te doy las gracias,sobretodo porq me sacudís de la comodidad, porq si algunas veces me pregunto lo q vos, paso a lo mas fácil q es lo q todos hacen. Y leerte me renueva las ganas de vivir y criar como yo creo q es mejor, a pesar de los desacuerdos del entorno. Te quiero!un abrazo a los 3!!!

    ResponderEliminar
  25. Tan cierto como el agua... hay que cambiar el chip. besos.

    ResponderEliminar
  26. EXELENTEEE!!!Más claro imposible!!! Acabo de descubrir tu blog y este post me parece maravilloso, me quedo leyendo mas........... me puedo llevar este post a mi blog? (que está en comienzos jejeje)obvio citando tu página.
    Abrazoss y sigue expresándolo todo que es muy necesario...

    ResponderEliminar
  27. Hola Marina!!!Bienvenida!!! Y me alegra enormemente que te hayas decido a abrir tu blog, nos nutre y fortalece a tod@s! Por supuesto que puedes compartirlo, es un honor!
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Hola Violeta, acabo de descubrir tu blog ahora, me gusta muchísimo. Igual que a ti me dijeron que "Soy de la llamadas madre blandas, de esas que estamos criando un pequeño monstruo sin límites, egoísta, malcriado y anárquico! " Pero desde la experiencia te puedo asegurar que estás haciendo todo muy bien. Mis hijos tienen ahora 22, 19, 17 años, se han criado con libertad y respeto y esto es lo que ellos ahora emiten al mundo. Cada uno a su manera triunfa en su vida, y sus profesores siempre me han dicho que eran los niños "más educados" que conocían, sin entender que esto fue precisamente por NO educarlos en la manera que se hace normalmente. La mayoria de la gente que escribe en los blogs de maternidad e infancia son mamás de niñ@s pequeñ@s, yo ya he pasado por estas etapas, y hemos disfrutado tanto mis hijos como yo de cada una de ellas, hasta en la temida adolescencia en la que todavia se encuentra mi hijo menor. Asi que mucho animo, y oidos sordos a los que les critican, nada de sus malas predicciones se va a cumplir, al contrario. Debemos cuestionar todos estos "valores" de una "buena" educación, sobre todo lo de la obediencia. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Y tambien en cuanto a los limites, hay mas de suficientes naturales, asi que no hay que maltratar a los niños con limites absurdos que no tienen ningun sentido.

    ResponderEliminar
  29. Viole: Increíble!!! :)

    Un abrazo enorme,

    Eve.

    ResponderEliminar
  30. También hay que ejercer la humildad.

    ResponderEliminar
  31. Hola!!!! Me gustó mucho este post. Hace poco empecé a escribir un blog dentro de la misma temática y publiqué un artículo titulado "Se hace lo que yo digo". Es muy parecida la visión. Me alegra no ser la única que piensa así.
    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  32. Espectacular!!!, permiso, lo comparto en Facebook. Besos!!

    ResponderEliminar
  33. Mi marido psicologo dice que "la obediencia es un insulto a la inteligencia". Yo llego años pensando en esto. Creo q tiene razon.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...