domingo, 13 de marzo de 2011

Jugar por jugar V


Jugando con Agua


Por Salma Abdola

En cierta medida el juego para l@s niñ@s es tan necesario como el agua, ell@s mism@s son como el agua, ell@s saben fluir, beben de todas las fuentes, tienen la cualidad de "mojarnos", implicarnos y contagiarnos, nos sumergen en sus mundos, y nos salpican de su sabiduría, alegría e inocencia.
Para l@s más chiquitines sólo hago un repaso rápido de cosas que todos en mayor o menor medida hemos hecho en ese elemento que a ell@s aún les resulta familiar, como hacer burbujas, o música llenando varias copas de cristal con distintas medidas de agua, hacer barquitos con cáscaras de nueces, dejarlos jugar llenando y vaciando recipientes, con coladores, cucharones, saltar en los charcos... Pero realmente se me apetece más extenderme en juegos para niñ@s que se encuentran ya en la fase de interactuar con otros, los juegos en equipo brindan una oportunidad increíble para la sociabilidad, para perder el miedo a ser y a hacer en público, para el trabajo en equipo y para afianzar lazos. Por esto (y porque por aquí hoy hace mucho calor) propongo unos cuantos juegos que he hecho en la playa, pero esto no limita a que cada cual los haga donde quiera.

- Parejas de baile. Los jugadores se colocan en parejas y se dibuja ya sea en la arena ( o en el suelo) un circulo y tienen que bailar los dos sin salirse de él al ritmo de la música. Luego el espacio se va acortando repetidamente , hasta que alguno de los bailarines se salga del circulo, cuando éste se hace muy pequeño la única forma de mantenerse es usar y mucho la imaginación.

- L@s niñ@s se ponen en el punto de salida sujetando un recipiente lleno de agua entre las rodillas sin usar las manos así que el único sistema para alcanzar la meta es desplazarse dando saltos. No se trata de llegar el primero, sino de alcanzar la meta llevando la mayor cantidad posible de agua, es más interesante si lo hacemos como carreras de relevos.

- L@s jugadores se disponen en dos equipos formando filas. Al primero de cada fila se le entregan dos bolsas llenas de agua y cerradas por la boca. En ellas se hacen con una aguja varios agujeros. El primer jugador lleva las bolsas hasta un punto de referencia, vuelve y entrega el “ testigo” al siguiente jugador. El juego se acaba cuando uno de los dos equipos se queda sin agua.

- Cogemos agua de una botella y hay que transportarla manteniéndola en la boca hasta llenar un recipiente. Si lo hacemos por turnos, los que esperan intentarán ponerlo difícil haciéndoles reír y distrayendo... en este caso sin que exista contacto físico.

- Estando sentados uno detrás de otro, con las piernas extendidas a ambos lados del compañero de delante. Se trata de pasar un cubo lleno de agua de delante hacia atrás, por encima de la cabeza, hasta que llegue al último jugador. Éste, deberá ponerse de pie con el cubo en la mano y colocarse, sentado, en la primera posición. Así repitiendo la operación, se irá avanzando hasta alcanzar la línea de meta. Podemos hacerlo también con dos equipos a ver quién llega antes o con más agua.

L@s niñ@s son además nuestros espejos, por eso quería dedicarle a Noa este verso de Juan Ramón Jiménez, para que, cuando algún día me lea, entienda que aunque estaba en el ordenador, estaba como siempre pensando en ella. ¿Qué me copiaste en tí, que cuando me falta algo en mí, corro a mirarme en tí?

2 comentarios:

  1. Aquí hace frío todavía! Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Unas propuestas muy interesantes, ahora que vamos de cara al buen tiempo, me las apunto! aunque Gala aun es muy peque, pero este verano me gustaria empezar a ir a la playa para que tenga su primer contacto con el mar...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...