lunes, 2 de mayo de 2011

No parimos hij@s para la guerra!


Sr Valeriano Gómez
Ministro de Trabajo e Inmigración de España:

...."Si tuviera que elegir una sola medida por encima de todas las demás para estimular la igualdad y, al mismo tiempo, la eficiencia de una economía, la capacidad, la producción y la riqueza a medio y largo plazo, esa sería que todos los chicos pudieran estar escolarizados inmediatamente después de su nacimiento".

Estas fueron sus declaraciones cuando se refirió a que la "gran asignatura pendiente" es extender la escolarización a partir del momento del nacimiento y yo, madre de una niña no puedo más que responderle con la frase bandera de la Ruta Pacífica de las Mujeres, un movimiento colombiano pacifista y antimilitarista: "No parimos hijos e hijas para la guerra!"

Supongo que usted se preguntará qué tiene que ver una escolarización inmediatamente después de nacer con enviarlos a la guerra, palabras de una radical sacada de quicio no?... cuando obviamente esta maravillosa medida que usted propone es justamente (a su parecer) para crear un mundo más productivo y rico, más igualitario. Pues señor su propuesta no es otra que pedirnos a las madres que abandonemos a nuestr@s criaturas ni bien nacen para que no quedemos fuera ni un día de la cadena de producción. Señor, si yo soy capaz de abandonar a mi hij@ ni bien nace, si puedo despojarnos así de nuestra díada, para que no se vea comprometido el sistema de producción y consumo y entregarlo al sistema educativo (el primer sistema militarista al que sometemos l@s niñ@s) ; cuando se les ocurra mandarlos a la guerra (y no solo a la guerra de los tiros y las bombas, sino al desangramiento persistente y competitivo que hacemos sobre los otros y que dejamos que hagan sobre nosotros), a morir por sus intereses ( los suyos Sr. ministro, nunca los nuestros), a poner su vida al servicio de su perverso sistema donde no cabe la construcción del otro desde el respeto, la responsabilidad y el reconocimiento; yo, que ya estaré a kilómetros emocionales de mi criatura, que me habré puesto del lado de la violencia, de parte de la sociedad de consumo, creeré que es su deber y lo entregaré. Es la historia del patriarcado, esta generación escolariza a sus hij@s desde el nacimiento, y es@s niñ@s abandonad@s y carentes entregarán a l@s suy@s para morir por otr@s; supongo que no tengo que decirle que deseo algo mucho más grande para mis hij@s y mis niet@s.

Y aunque, no soy española, ni vivo en España (lo hice durante 5 años y mi hija es ciudadana española, al igual que su padre), este tipo de intenciones traspasan las fronteras, este tipo de propuestas me movilizan como ser humana, como habitante del mundo y ante todo como hermana de otras madres y como madre. Así que le repito señor ministro, yo no gesté, ni parí, ni voy a amamantar y criar para la guerra

La infancia de mi hija es su bien más preciado, es su punto de origen, la semilla de lo que vendrá después y sabe por qué? Porque en ella se engendra la raíz de su adultez, en ella se gesta como ser humano y se delinean las formas de vinculación con el otr@ y con el mundo. Y dejeme decirle, el sistema escolar militarista no me da confianza para entregar esos preciados años. Usted bien lo expone lo importante es: estimular la igualdad y, al mismo tiempo, la eficiencia de una economía, la capacidad, la producción y la riqueza a medio y largo plazo, ". ... ¿dónde quedan la alegría, el bienestar, el deseo, la confianza, la inclusión, el respeto? Pues son esos y no la producción y el consumo el sustento que deseo para mi hija y a través de ella es mi deseo para tod@s l@s niños que están y que vienen.

Yo ya fui y probé su mundo, el sistema que usted defiende, creyendo a pie juntillas en la supuesta felicidad que otorga: el de la igualdad (no la equidad) el “ser alguien en la vida”, un “hombre/mujer de bien”, el de valer por lo que hago, lo que produzco y el de importar en la medida que consumo. Créame no es el mundo que sueño para mi hija.

Una medida tan indolente que niega el vínculo, el amor, el contacto no me genera ninguna confianza. Una propuesta que de llevarse a cabo anularía todos los deseos y necesidades de las criaturas, es cuando menos sospecha. Una medida que pretende despojar a l@s bebés del amparo y regazo de sus madres, no está pensada desde le bienestar común sino desde el enriquecimiento de unos pocos ¿Para qué quiere a nuestr@s hij@s? Se supone que tengo que creer que lo guía su necesidad de hacer valer mis derechos como mujer trabajadora (soy yo como mujer, como madre quien decide lo que significa conciliación y equidad, no usted desde su indolencia y la negación del niñ@ como un ser humano con derechos de primera)?, ¿su generosa intención de verme libre del yugo que para usted suponen l@s hij@s?, ¿su deseo de un mundo más justo? Lo siento, no lo creo, como madre responsable del bienestar de una criatura no puedo creerlo; creo más bien que interesa formar cada vez más seres humanos vacíos y carentes, seres despojados de voluntad, buenos obreros obedientes, esclavos convencidos de su libertad. En definitiva, seres que a fuerza de abandono crean que este es el único mundo posible y vayan mansamente a morir y matar.

Y tengo que decirle además, que esto no es personal, no es contra usted como ser humano sino como representante de un sistema, porque usted no es el problema sino la sociedad que hemos generado y que posibilita y alienta este tipo de iniciativas y de la que yo también soy responsable. Usted representa un sistema basado en la carencia, el abandono, el no reconocimiento, el dolor y el maltrato; un sistema que alienta la existencia de jerarquías, de víctimas y victimarios; una sociedad excluyente, desamparada e indolente; usted habla a favor de la violencia.

Basta de mutilarnos las entrañas, basta de "matar a la madre", de racionalizar el amor, basta de negar nuestro deseo, nuestro vínculo con nuestr@s hij@s y vendérnoslo como libertad y signo de civilización.

Las criaturas no son nuestra propiedad, ni una mercancía con la que se puede especular, tampoco son un elemento decorativo, mucho menos una traba que nos impide realizarnos como mansas obreras de esta inhóspito sistema. No es nuestro deber tener hij@s, pero si es deseo y deber entrañable ampararlos y cuidarlos de todo aquello que pretenda despojarlos de su humanidad y bienestar. Ese es el derecho que hoy reclamo y por el cual exijo de usted una rectificación


Atentamente,
Violeta Osorio Ramírez, madre de Kyara


13 comentarios:

  1. "Y aunque, no soy española, ni vivo en España (lo hice durante 5 años y mi hija es ciudadana española, al igual que su padre), este tipo de intenciones traspasan las fronteras, este tipo de propuestas me movilizan como ser humana, como habitante del mundo y ante todo como hermana de otras madres y como madre"
    Gacias, gracias, gracias.... preciasamente este sentimiento, este pensamiento es nuestra principal "arma" contra este sitema terrrible que está acabando con todos.

    ResponderEliminar
  2. Estamos todas conmocionadas por las burradas que dijo este señor. La noticia está en prácticamente todos los blogs ya, no se puede creer. El próximo paso es: ADOCTRINAMIENTO DESDE EL ÚTERO!! Sí, para qué vamos a perder tiempo si desde la panza el chico escucha y se lo puedo adoctrinar?? :S A dónde vamos a ir a parar así?
    Aunque no seamos de España, este tema nos conmueve a todas. Es tristísimo, pero es sólo el reflejo de una sociedad, como bien decís, no es el hombre, es el sistema el problema.
    Por eso hay que seguir luchando por una maternidad diferente y volver a "lo natural", al menos, en lo que respeto al niño y a la madre refiere.

    ResponderEliminar
  3. Bravo bravo y bravo!!!!Y mil gracias!!!!

    ResponderEliminar
  4. Que buena respuesta y reflexión!

    ResponderEliminar
  5. Estoy igual de impactada que ustedes. Aquí en Chile se estuvo discutiendo el tiempo de post natal y uno de las excusas para no alargaron fue que "perjudicaba a la mujer en la reivindicación de sus derechos laborales"... Lo peor no es eso, lo peor y tristísimo era escuchar mujeres como nosotras, madres como nosotras creer el cuento y el final del cuento y expresarse a favor de aquello. Espero que las españolas y españoles vean más allá de lo inmediato, espero que pronto comencemos a ver el daño que prodiga la sala cuna en la vida de los seres humanos... Gracias Victoria por darte el tiempo de escribir y compartir

    ResponderEliminar
  6. Me emociona leerlas, a cada carta al Ministro me salen las lágrimas!, ese es el amor materno que no se metan con nosotras! que no intenten arrebatarnos a nuestras criaturas porque saldrá la garra la fuerza creadora de vida que arrasará con la peste emocional. Ese pensamiento del ministro está en cada ser acorazad@ (en hombres y mujeres) por la enfermedad en esos psicópatas infelices pues eso es lo que son, unos INfelices. Su "Mundo Feliz" es llevarnos a un mundo donde se gesten y paran seres humanos en laboratorio, su utopia, much@s sabemos que piensan y su agenda, recien ahora empiezan a soltarlo no pueden contenerse, es el sueño de estos INFELICES. Orgullosa de ser mujer de ser madre y emocionada de leerte Violeta, un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Tienes un premio en lavidanoestancomplicada.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Maravillosa carta!!
    Somos muchas personas que sabemos que los bebés deben estar con sus padres durante, qué menos que el primer año. Esto es imprescindible para un desarrollo sano a todos los niveles de la persona.
    Yo soy madre, psicopedagoga y maestra, y siento la necesidad de luchar por conseguir que esto sea realidad, pero al mismo tiempo me siento muy impotente de ver la indefensión a la que están condenados nuestros bebés en esta sociedad.
    Estoy proponiendo que creemos una Asamblea o un grupo de trabajo dentro del moviento 15M para dar difusión a este tema y exigir cambios urgentes en la política social. ¿Qué os parece?

    ResponderEliminar
  9. Hola Adherir! Bienvenida!Gracias por comentar! Por supuesto, tu idea me parece maravillosa y cuentas conmigo y el blog para lo que se necesite, es urgente generar cambios frente a la relación y cuidados que necesitan los bebés!
    besos enormes!

    ResponderEliminar
  10. Hola,
    Gracias por tu mensaje. He recibido varias respuestas a mi propuesta a través de los distintos blogs y estoy muy ilusionada por ver que hay personas como yo preocupadas por la atención a la infancia y que están dispuestas a trabajar por ello.

    Mi idea es formar un grupo con todas las personas interesadas en este tema y trabajar en la propuesta concreta de ampliación del permiso maternal a un año. En este trabajo habría que fundamentar la necesidad y la conveniencia de este cambio desde el punto de vista sanitario, laboral, económico, social, educativo... Para ello tendríamos que recopilar todos los estudios que se han realizado hasta la fecha e información sobre otros paises donde ya existe este permiso o incluso mayores, para darle una fundamentación sólida a la propuesta. Y por último tendríamos que pensar en qué medidas de presión concretas se pueden llevar a cabo para conseguir el objetivo tales como recogida de firmas para una propuesta popular, envío de cartas a las autoridades correspondientes, campañas de información por diversos medios, ...

    Para todo esto hace falta gente de todos lo ámbitos, del ámbito legal, del ámbito educativo, gente que sepa manejar bien el tema de las redes sociales e internet... Yo pertenezco al ámbito educativo y de la psicología, en este campo puedo aportar cosas.

    ¿Qué os parece quedar un dia de esta semana para ver todo esto y empezar a trabajar?

    Un saludo,
    Adhara

    ResponderEliminar
  11. Adhara! me encanta tu propuesta y te reitero que me sumo, en mi caso la reunión tiene que ser virtual ya que estoy en Buenos Aires, pero desde aqui cuenta conmigo y con todo aquello que pueda aportar
    Besos enormes!

    ResponderEliminar
  12. Hola, soy de Ecuador, y he creado una petición en esta página http://chn.ge/16ABmKo, para que se incluya la Conciliación Familiar-Laboral en el Código Laboral, por favor, pueden leerla, y ayúdenme firmando y difundiendo, en Ecuador, solo tenemos 12 semanas de permiso de maternidad, y un año de licencia por lactancia (2 horas diarias), y como madres, sabemos que esto es terriblemente insuficiente.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...